A un año de su muerte, exigen justicia para José Eduardo Ravelo

Adelantó que el 3 de agosto próximo, día en que falleció José Eduardo, se llevará a cabo una actividad en el Parque de San Juan, donde se le rezará al estilo de Veracruz, a las 6 de la tarde, 9 de la noche y a la media noche.

Por David Rico

Mérida, Yucatán, 21 julio de 2022.- Hace un año, un 21 de julio, José Eduardo Ravelo fue detenido en el centro de Mérida, en San Juan, por la Policía Municipal de Mérida. Días después, el 3 de agosto, el joven murió, presuntamente, a consecuencia de los golpes y al abuso sexual que le propinaron los uniformados.

Hoy su madre, María Ravelo, realizó una manifestación que salió del parque de San Cristóbal a la Plaza Grande, para recordarle al alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, y al gobernador Mauricio Vila Dosal, que aun no se ha hecho justicia en este caso y que el presidente municipal de la capital, incluso, se ha negado a darle una disculpa pública, como lo recomendó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

No fue una marcha nutrida como las de hace un año, donde decenas de personas apoyaron la causa. En esta ocasión, solo la señora María Ravelo y algunas amistades, así como algunos activistas que siguen apoyando la causa.

Con pancartas se reclamó a Renán Barrera Concha y se le señaló que “Renán, tú policía no nos cuida”. A lo largo del trayecto se escucharon consignas como “Justicia para José Eduardo”, “Justicia para el güero”, entre otras.

Doña María Ravelo llegó a la plaza grande e hizo una escala en Palacio de Gobierno, demandando al gobernador Mauricio Vila Dosal que se haga justicia, también lo hizo en el Palacio Municipal, donde pidió al alcalde Barrera Concha que dé la cara.

“Ahorita tiene la oportunidad de salir y decirme a la cara…porque solo mandó un comunicado para decir que no hay deliro que perseguir, que solo acepta capacitar a los policías para que hagan mejor su trabajo, pero, aunque los capacite mil veces, tendría que cambiarles el corazón y la mentalidad para que no sigan haciendo lo que hacen”, expuso.

Del caso, dijo que está caminando lento, aunque se supone que la justicia debe ser pronta y expedita, “pero en este caso yo no veo la rapidez por ningún lado y por eso, ahora que se cumple un aniversario del ataque a mi hijo, pues decidí hacer esta marcha para recordarle al alcalde Renán Barrera lo que hacen sus policías y que esto no se le olvide nunca jamás y que no vuelva a pasar”.

Dijo que hay un amparo en curso para que se retracte la Fiscalía General de la República que afirmó que su hijo murió de neumonía, no porque sea imposible, dijo, pero agregó que si murió de neumonía fue provocado “por la acción del ataque que sufrió mi hijo a manos de los policías”.

“Si ellos no lo hubieran torturado, no lo hubieran golpeado, no hubieran abusado sexualmente él no hubiera ido a dar a un hospital, él no hubiera muerto”, indicó.

Reiteró que se debe hacer justicia, porque la CNDH acreditó totalmente la tortura, la retención ilegal, el abuso de la policía que se cometió en contra de él y dijo que debe quedar claro que, aunque ellos no lo hayan matado directamente, la consecuencia de sus actos lo llevaron a la muerte.

Dijo que se mantiene esperando la disculpa por parte del alcalde Renán Barrera Concha, como lo recomendó la CNDH.

Deja un comentario