¡Alto al cambio de uso de suelo! En Yucatán, degradadas 40 mil hectáreas de manglar

Jorge Herrera Silveira, investigador del Cinvestav en Mérida, señaló que, de las 90 mil hectáreas de Yucatán, están degradadas unas 40 mil, por lo que ya no se deben dar más permisos de cambio de uso de suelo.

Por DRV

Mérida, Yucatán 10 octubre de 2022.- De las 90 mil hectáreas de manglar que hay en Yucatán, entre 30 y 40 mil hectáreas están degradadas, lo que ha traído consecuencias graves, como mayores afectaciones por las lluvias, inundaciones, o menos producto para la pesca, destacó Jorge Herrera Silveira, investigador del Cinvestav en Mérida.

El especialista fue entrevistado en el marco de Segundo Congreso de Manglares de América que se realiza en Mérida, donde expuso que si no hubiera tal degradación el impacto de los fenómenos climáticos podría ser menor.

“A los fenómenos naturales no hay que temerles; hay que tener miedo cuando están degradados los ecosistemas y hay que hacer acciones para conservarlos en buena salud para que cuando haya huracanes, tormentas, poder responder de manera eficiente”, dijo.

De la degradación, dijo que hay varios factores que inciden, como que en los Puertos de Abrigo se hayan conectado con el humedal; en Telchac la boca que se abrió, la dársena de Yucalpetén, la boca de Chuburná de Carbonera.

También los constantes cambios de uso de suelo, por lo que recomendó que las autoridades municipales ya no otorguen más permisos en este sentido.

“Las dársenas y bocas han hecho que se degrade el manglar, porque entra salada que se ha evaporado y ha salinizado el manglar. Hay menos aporte de agua dulce, porque en los petenes se han rellenado con materia orgánica y las carreteras que han cortado los flujos y los pasos de agua son insuficientes”, dijo.

También dijo que en muchos sitios hay un relleno del manglar y se rellenan los pasos de agua que permiten el intercambio con el mar y las consecuencias las está viviendo la gente.

“Por ejemplo, con las lluvias de Cristóbal y que se inundaron muchas áreas, es el resultado de haber desparecido los manglares que son como esponja y si estuvieran sanos la inundación hubiera sido menor”, expuso.

“Tenemos fraccionamientos grandes y depredadores como Ciudad Maderas, o algo así que se llama, con un impacto tremendo”, señaló.

Consideró que, si se no hubiera tal degradación del manglar en Yucatán, probablemente la entidad ocuparía el segundo lugar en extensión, pero ahora es el tercero en la Península.

Añadió que los esfuerzos que se hacen para restauración del manglar son pocos, porque no hay muchos recursos.

“Llevamos a cabo acciones de recuperación del manglar en Celestún, Sisal, Chuburná, en Progreso, Yucalpetén, Dzilam y El Cuyo, pero hablamos de un máximo de 100 hectáreas en cada sito, mil hectáreas en total, contra las 30 mil o 40 mil que están degradadas”, dijo.

Deja un comentario