Continúan en la lucha contra la granja porcícola de Homún, entregaron más de 181 mil firmas

Por Cecilia Abreu

Hoy, integrantes de Kanan ts’ono’ot (Guardianes de los Cenotes) y representantes de la infancia de Homún, junto con Greenpeace México e Indignación entregaron más de 181 mil firmas digitales en contra de las fábricas de cerdos, ya que la decisión de Rogelio Leal Mota, Juez Segundo de Distrito, sobre la suspensión definitiva o no de la mega granja de Homún está próxima.

La entrega de estas firmas, fue realizada porque miran que la fábrica podría reanudar operaciones y temen que esto ponga en riesgo el ambiente sano de Homún, con el documento, hicieron una petición clara “que no se construyan más granjas ni se amplíen las que existen hasta que se realice un estudio que evalúe su impacto ambiental y se garantice la protección de los derechos humanos de las comunidades mayas”.

Habitantes de Homún presentes en la entrega de las firmas expusieron que éstas son un respaldo para que el juez tome en cuenta que la ciudadanía está interesada en proteger su comunidad maya, el ambiente y los derechos de la niñez, por lo que piden no priorizar intereses políticos o empresariales.

La niñez también estuvo involucrada, pues entregaron los dibujos y cartas que hicieron para el concurso literario infantil “Había una vez un derecho”, emitida por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (CODHEY), junto con la empresa Kekén.

La suspensión que continúa, informaron desde el grupo Indignación, fue otorgada para proteger los derechos de las infancias de Homún con un ambiente libre de contaminantes, sano y limpio para una vida digna, así como por prevención ante daño irreversible al anillo de cenotes y, finalmente, porque no respetaron el derecho a la consulta previo a la construcción como establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“No podemos permitir que los jueces le den la espalda a la lucha de niñas y niños mayas de Homún, quienes están en la legítima defensa de su territorio y sus recursos naturales, pero también de su derecho a la salud y a un medio ambiente sano. Le exigimos al Juez Segundo de Distrito que mantenga la suspensión definitiva contra la mega granja de la empresa PAPO, aparcera de Grupo Porcícola Mexicano (Kekén)”, sostuvieron integrantes de Kanan Ts’ono’ot durante la entrega de firmas digitales.

Deja un comentario