De Peto a Estados Unidos, Salsas Gio crece; convirtió el carbón en diamante

Por Cecilia Abreu

Giovani Cupul, fundador de Salsas Gio, alegre, cuenta que su negocio continúa creciendo y va a diversos eventos para ofrecer sus salsas que ya reciben la confianza de muchas personas, gracias a la recomendación de boca en boca, han logrado llegar hasta otros estados como Tabasco, Tijuana y Monterrey y hasta Estados Unidos, distribuyendo por lo menos 200 piezas mensuales.

En Yucatán, hasta ahora solamente están presentes en Peto y Mérida, pero ya está en diálogos para poder distribuir a otros municipios como Tekax y Oxkutzcab.

Aunque sus salsas iniciaron en 20 pesos, actualmente tuvo que incrementar su precio hasta 25 debido a la escalada de precio en los insumos, especialmente por el costo del habanero y el chile xcat.

Ya ha creado cinco sabores: habanero con tamarindo y habanero con Jamaica son sus más recientes creaciones, junto con sus ya clásicas de habanero con mango, habanero con chile xcat y piña y solo habanero

¿Cómo comenzó su negocio?

En 2020, Giovanni vivió la misma situación que muchas personas, la pandemia afectó su negocio; en ese momento, vendía perros calientes y hamburguesas, pero la pandemia les obligó a cerrar durante siete meses y, cuando finalmente les dieron permiso de regresar, solamente podía abrir tres días a la semana.

Él, acostumbrado a ofrecer sus salsas para poner a la comida que vendía, recibía muy buenos comentarios, tanto que solían preguntarle si no vendía solo la salsa y fue así que, sin dudarlo, decidió emprender como no imaginaba en aquel momento de frustración.

Al principio les vendía la salsa de habanero en recipientes reusados de mayonesa y mostaza, pero pronto vio el éxito que tenía el producto y comenzó a envasar y etiquetar sus Salsas Gio, pues pasó de ofrecer un sabor a los cinco que ya ha creado.

En medio de un momento de incertidumbre, el sabor de su salsa se convirtió en su diamante y, al mismo tiempo, una forma de apoyar la producción local de chiles en el Estado; pero no solamente se quedó ahí.

Su impulso y motivación han sido tan grandes que ahora, junto con su familia, esperan abrir un restaurante de comida yucateca en su natal Peto, donde, por supuesto, también estarán presentes sus ya conocidas salsas.

Para cualquier pedido se le puede encontrar en Facebook o por WhatsApp al 9971188317.

Deja un comentario