Matrimonio igualitario llega tarde a Yucatán, pero llega; ahora quedan pendientes otros temas en la agenda de la comunidad LGBTTIQA+

Por Cecilia Abreu

La lucha ha sido larga para la comunidad LGBTTIQA+, por eso, aunque celebran que el matrimonio igualitario esté cada vez más cerca de ser una realidad (falta la publicación en el Diario Oficial del Estado), uno de sus promotores, Alex Orué, representante del Colectivo por la Protección de Todas las Familias en Yucatán, reconoce que la reciben sabiendo que es “hasta ahora”, cuando debió ser hace mucho.

Aunque fue esta Legislatura LXIII la que da finalmente el sí a las leyes secundarias del tema, lamentó que lo hicieran porque ya no tenían otra opción; ahora les toca ver si realmente continuarán avanzando cuando lleguen otras iniciativas como la Ley de Identidad de Género que promoverán desde la sociedad civil.

Sobre esta Ley de Identidad de Género resaltó que ya existía una iniciativa del Congreso del Estado desde hace años, sin embargo, ésta no ha tenido seguimiento y es uno de los pendientes que la comunidad diversa estará atendiendo con prioridad.

El reconocimiento a las infancias y juventudes trans es necesario, señaló, para lo cual es necesaria esta Ley de Identidad de Género.
“También hace falta echar un vistazo a lo que no es el consejo para prevenir la discriminación del Estado de Yucatán”, explicó que el supuesto consejo actual “es un chiste” y deberían estar atendiendo la discriminación en todas sus formas, no únicamente contra la comunidad LGBT+, pero les incluye.

“No es algo que opere bien porque al Gobierno del Estado de Yucatán, de Mauricio Vila, no le interesa documentar y darle seguimiento a los casos de discriminación que ocurren en el Estado porque si no hay números, ‘no pasa nada’ que es la leyenda de Yucatán. Y sí pasa, pasa mucho”.

Pidió que desde el Congreso le otorguen mayor autonomía y facultades al consejo para que este verdaderamente pueda tener impacto y reducir la discriminación.

La discriminación en el acceso a la salud y el acceso a la justicia continúan siendo temas pendientes, señaló, pues “sabemos de muchos casos de discriminación en estos dos ámbitos”; las fiscalías no cuentan con la preparación adecuada para atender los casos cuando las víctimas son personas LGBT+ y lo mismo ocurre cuando requieren atención médica.

Deja un comentario