Pintor maya plasma en mural la vida en comunidades de la región Cruzo’ob,

Por Bernardo Caamal Itzá

Tuzik, Felipe carrillo Puerto, Quintana Roo a 20 de febrero de 2022.- Jugando la canica en la comunidad, bello mural que muestra cómo los niños viven y conviven en sus comunidades de la región Cruzo’ob, quienes entre sus juegos reproducen el idioma del pueblo maya, y este 21 de febrero, un gran día para celebrar a nuestra lengua materna.

Ayer, concluyó en Tuzik el majestuoso mural “El juego de canicas” que estuvo bajo el encargo del joven pintor Imer Hu, oriundo de la comunidad maya de Chunhuhub.

En esa tarde mágica, entre que el artista le daba los últimos toques al mural, nos compartió “Para mí, este mural significa mucho, ya que representa una actividad tradicional que es el “juego de canicas” que aquí en nuestra región se practicaba mucho y ahora lamentablemente se está perdiendo”

Quienes visiten a la comunidad de Tuzik, de hecho en las cercanías de la fototeca que hace unos días fue inaugurado, se distingue a dos niños mayas jugando a la canica “Y quienes hemos pasado por esos momentos sabemos lo que significa en nuestra niñez; en mi caso, mi fuente de inspiración del mural fue debido a la fotografía del compa Pedro Alonso” nos confió el artista plástico.

“En nuestros tiempos, son esas mejores épocas de convivencia con los otros niños y ya en nuestra etapa adulta en muchas ocasiones se fortalece esa línea de amistad”

“Esa pintura que me recuerda mucha a nuestra niñez, para mí fue una oportunidad de compartirlo a la comunidad de Tuzik, porque su gente me trató con mucha amabilidad, y que mejor con una pintura que nos recuerde de esas vivencias que nos recuerde parte de nuestra esencia en las comunidades mayas.

Nos dijo que empezó a pintar a la edad de los 9 años “Lo que me inspira a pintar, es la flora y fauna, así como también acciones de la vida cotidiana de mi región.

“La idea de plasmar nace a través de que un amigo de la universidad me motivó a hacer trabajos en gran formato e inspirarme en otros artistas urbanos. De esa forma me doy cuenta de lo que podía hacer con mis lápices y colores, y el hecho de saber que podía plasmar sin mucha dificultad todo lo que me rodea.

Ahora con el paso del tiempo, aún estoy maravillado por mi cultura, y con este mural que dejé en Tuzik, me es inspirador, al igual de los otros que hice en Tihosuco, Monterrey y Tultitlán estado de México, y sé que aún hay mucho por hacer para mostrar la grandeza de la cultura maya y de lo que significa vivir nuestra mayanidad.

Deja un comentario