Semáforos peatonales, ¿blancos o verdes? Diversas perspectivas, un solo fin: protección vial

Por Cecilia Abreu

Desde que los semáforos peatonales fueron colocados por muchos puntos de la ciudad, junto con el Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable de Mérida, muchas opiniones surgieron, entre ellas por el color de los semáforos peatonales que, desde ciertas perspectivas ocasionan confusión, y desde otras solo se trata de gente que maneja distraída.

Como consecuencia, desde diversos medios aportan soluciones, estrategias, investigaciones y hasta solo opiniones; al punto de llegar este 30 de marzo al Congreso del Estado de Yucatán una iniciativa propuesta por el diputado Rafael Echazarreta Torres, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), con el fin de que los semáforos peatonales sean de color blanco y se acaben las confusiones y la discusión al respecto.

Su propuesta consiste en que, para vehículos, los semáforos tengan el orden, de arriba abajo: rojo, ámbar y verde o, en el caso de los horizontales, de izquierda a derecha: luz roja, ámbar y verde, sin cambiar ese orden para la seguridad de conductores daltónicos.
En el caso de los semáforos exclusivos para peatones, pide mantener el rojo para detenerse y utilizar únicamente color blanco para dar paso a cruzar la intersección.

“Esto, derivado de una serie de situaciones en materia vehicular que se ha venido presentando al no homologarse el paso peatonal en el cual se le asiste al ciudadano para cruzar la calle y se le ha dado a la luminiscencia y a la óptica que estos reflejan el color verde, esto ha generado una serie de colisiones y ha aumentado el número de impactos”, dijo.

Aunque resaltó que podría resultar intrascendente, catalogó la situación como importante porque hay vidas y patrimonios en juego, por lo que presentó una iniciativa para que ninguna luz peatonal de la ciudad y el Estado sea verde, sino blanco para evitar distracciones y, por consiguiente, colisiones.

Desde esta misma perspectiva, el ingeniero de tránsito y auditor de seguridad vial del Centro Nacional para la Prevención de Accidentes (CENAPRA), René Flores Ayora, señala que los semáforos peatonales en color verde crean confusión y, además, están mal ubicados al estar junto a los semáforos vehiculares.

La instalación de esta infraestructura vial, desde su juicio, no contó con los estudios básicos de ingeniería de tránsito; sin contar que esto ya había ocurrido 10 años atrás cuando colocaron semáforos peatonales en el Centro Histórico y, con las confusiones por la misma razón de la luz verde, optaron por cambiarlos a luz blanca.

En contraste, el Observatorio de Movilidad Sostenible de Mérida (OMSM), tomando como ejemplo un accidente vial en el que la conductora decía haberse confundido por la luz verde del semáforo peatonal, apuntó que, así como hay algunas intersecciones donde la luz peatonal enciende tres segundos antes, hay algunas donde encienden al mismo tiempo, como en el caso del choque mencionado, por lo que aseguraron que el sustento de la automovilista no correspondía con la configuración vial de esa zona.

Sin embargo, analizando el hecho concluyeron que “probablemente la luz verde que observó procede de algún semáforo peatonal de vialidades transversales”, pues expusieron que estos semáforos no cuentan con viseras y esto ocasiona que su luz sea perceptible a más de 60 grados del foco, pudiendo observarse por quienes no deberían.

“Pareciera tratarse más bien de una distracción al conducir, agravada por la omisión de viseras en los semáforos peatonales”.

Sustentan que la problemática no parece ser debido al color de la luz, pues no cuentan con evidencias de ningún tipo para afirmar que ese sea el motivo, no obstante, sí encuentran otras problemáticas que contribuyen a la confusión, tales como: la altura de los semáforos, su ubicación, la intensidad de luz, los ángulos, ausencia de viseras, una configuración inadecuada de tiempos semafóricos, entre otras cuestiones.

Deja un comentario