Somos ‘Sangronas’, pero nuestro ciclo no es solamente cuando hay sangre; informan sobre menstruación

Por Cecilia Abreu

“Siempre estos procesos menstruales nos han dicho que tienen que ser en secreto, en vergüenza, incluso, de alguna manera, vivirlos con asco y vivirlos como individualmente, a solas”, lamentó Karla Franco, integrante de Sangronas.

En el proyecto Sangronas, creado por Colectiva Cuerva, coinciden al reconocer que en realidad la menstruación no es nada de eso, sino un proceso biológico que forma parte del ciclo de las mujeres y personas menstruantes y crearon el videoperformance ganador del Fondo Municipal para Jóvenes Creadoras 2022 del Ayuntamiento de Mérida para visibilizar el tema.

Gracias a este fondo, ahora podrán hablar de este proceso natural que es “no son solo siete días al mes, es todo un ciclo lleno de hormonas” con un foro en donde presentarán el audiovisual e impartirán una ponencia sobre menstruación digna encabezada por Rosa Cruz Pech, fundadora de UADY Sin Acoso.

El foro se llevará a cabo el 17 de junio en la video sala del Centro Cultural Olimpo a las 6:00 de la tarde y el 25 de junio en el Centro Cultural del Sur, a la misma hora; es dirigido para personas adultas y adolescentes que, además de informarse sobre menstruación digna, también tendrán la oportunidad de dialogar al respecto al finalizar el video y la ponencia.

La charla de la activista, informó Arianda Dalila, parte del elenco de Sangronas, abordará la menstruación como un asunto político y social que, en muchos casos, provoca discriminación; este tema, resaltó, tiene impacto social y no debe quedarse en lo íntimo o privado, sino que debe tomar espacios públicos.

“Sangronas empezó porque teníamos muchas ganas de reflexionar y cuestionarnos la posición de la menstruación, tanto socialmente como en nosotras como individuos y teníamos muchas ganas de hablar y compartir entre nosotras, personas menstruantes, nuestros procesos menstruales”, recordó Karla.

Fue así como decidieron crear, no solo un proyecto artístico, sino también social, motivo que les llevó al contacto directo con activistas para que, además de la presentación del videoperformance, también brinden talleres para informar sobre el tema y, finalmente, donen productos de gestión menstrual a la asociación Igualdad Sustantiva Yucatán (ISY) que, a su vez, los entregará a quienes los requieran.

Selene Medina, también parte de Sangronas, explicó que Sangronas está conformado por varias fases, en este primer mes (mayo) ellas mismas recibieron un taller por parte de Rosa Cruz y Ana Ramírez, activistas feministas, que les hablaron sobre menstruación digna y les enseñaron a hacer sus propias toallas menstruales de tela.

Con lo aprendido, diseñarán infografías que promoverán por medio de redes sociales para extender la información a otras personas; así como los foros y recolecta con puntos de acopio en diversos negocios locales para la donación de los productos de gestión menstrual, prefiriendo toallas de tela, calzones o copas menstruales para evitar los químicos que pueden ser dañinos para el cuerpo.

Foto: Cecilia Abreu

Restaurante Crush, El Apapacho, Entre Hilos, son los puntos donde estarán recibiendo los productos para donar a ISY para que puedan entregarles a las personas que los necesiten.

Itzel Chan, integrante del proyecto, destacó que ellas mismas han investigado y reflexionado mucho sobre el tema, entre todo, aprendieron que lo correcto es productos de gestión menstrual y no de “higiene”, para evitar que prevalezca la idea de que la menstruación es algo sucio; pues, como también su compañera Karla comentó, al hablar de este tema sin tabúes o vergüenza crean la oportunidad para «dignificar nuestra menstruación y encontrar procesos mucho más saludables”.

“Buscamos normalizar este suceso y que no sea visto desde un tabú o como algo asqueroso o que debiera ser escondido”, apuntó Ariadna.

De acuerdo con UNICEF, solo cinco por ciento de los niños y adolescentes tiene conocimientos precisos acerca de la menstruación, por lo que desconocen este proceso biológico que viven sus compañeras, hermanas y/o madres; en niñas y adolescentes, esto incrementa hasta 16 por ciento.

Únicamente cinco por ciento de las y los niños tienen conversaciones en casa sobre el tema con mamá y/o papá; 43 por ciento de las niñas y adolescentes prefieren quedarse en cada en días menstruantes, ocasionando ausentismo escolar.

Deja un comentario