Suicidio feminicida, urge tipificarlo en Yucatán

Por David Rico

Mérida, Yucatán, 30 noviembre de 2021.- La doctora Ligia Vera Gamboa señaló que el reciente hecho, en el que una señora perdió la vida en Ciudad Caucel, obliga a que se legisle en Yucatán para tipificar la figura del suicidio feminicida, para que se castigue a la persona que ejerce violencia e induce a la mujer a quitarse la vida.

Dijo que en este y otros casos donde las mujeres se “suicidan”, es necesario ver qué es lo que las lleva a tomar esta decisión, porque tiene que ver con un proceso de violencia vivido a lo largo de su existencia o en su relación. Señaló que muchas veces pueden pedir ayuda y no la reciben, por lo que su única salida es quitarse la vida y, en estos casos, el victimario estaría induciendo para que se presente el lamentable hecho.

La activista e investigadora de la UADY, expuso que, en América Latina, y probablemente en el mundo, el único país que ha tipificado este delito es El Salvador, castigando a quien se considere induzca a la persona al suicidio, por medio de la violencia, aprovechando situaciones de riesgo o condición psíquica, entre otros factores.

Expuso que las organizaciones de mujeres feministas en la entidad empezarían ya a trabajar en una iniciativa que más adelante se enviaría al Congreso del Estado de Yucatán, para que se legisle la figura. En este tema, dijo que ya hay en antecedente de una iniciativa en el estado de Jalisco para incluir el suicidio feminicida la figura en su Código Penal.

–La idea es que se pueda legislar, como ya está en El Salvador, el único país que lo tiene. El problema radica en la perspectiva de género, de juzgar con perspectiva de género porque muchas veces, cuando una mujer, por ejemplo, asesina a su pareja, a veces no es porque ella lo quiera matar, sino que es la única salida que buscan luego de una vida de violencia que ha vivido y cuando el juez tiene esa capacidad de mirar todo el contexto de la víctima no solo el hecho, puede tener una sentencia mínima, dijo.

–Es lo mismo, pero en cuanto al suicidio, o sea, hay que mirar qué es lo que lleva a estas mujeres a suicidarse, porque no es un show, no es querer buscar atención, tiene que ver con todo un proceso de violencia que ha vivido a lo largo de su vida y de lo cual, como se ha señalado en este caso, pide ayuda y no la recibe, su única salida es quitarse la vida, añadió.

Reiteró que en el caso de la mujer que perdió la vida en Ciudad Caucel, se ha mencionado que vivía una situación de violencia, que pidió ayuda y nunca la recibió y que podría ser parte de la decisión de quitarse la vida.

–Esa es la idea, poder tipificar el suicidio feminicida en la legislación local, ya lo hemos planteado con las compañeras, porque el protocolo establece que todo suicidio debe investigarse como feminicidio hasta demostrar lo contrario, pero nunca nos han dicho cuántos suicidios hay, cuántos se han investigado y cuántos no se han investigado como tal, dijo.

Puso como ejemplo un caso reciente donde se suicida una mujer y luego se suicida el varón, pero como, entonces, ya no hay culpable y no se investiga, pero se trata realmente de un feminicidio.

–La idea es justo que podamos meter una iniciativa al Congreso, para ampliar la Ley y que se tipifique el suicidio feminicida, indicó.

–Llevará un tiempo, habrá que hacer la iniciativa, justificar, estaríamos trabajando y lo más probable es que empezar a definir cuando se llevará a cabo el trabajo en este sentido y esa es la idea; si un país como El Salvador lo pudo hacer cómo es posible que México no lo haya podido hacer, expuso.

Antecedente, El Salvador

En 2017 una agente de la policía de El Salvador, de nombre Irma Julia Gracia de Leonor se suicidó en su casa y el fiscal investigador del caso se preguntó e investigó el porqué de la decisión que tomó la mujer

Casi un año después se encontraron pruebas de que la mujer sufría de constantes abusos psicológicos y sexuales por parte de su esposo, quien era subinspector de la Policía Nacional de dicho país y con quien llevaba 19 años de matrimonio.

Se obtuvo una orden de un juez para incautar el celular de la mujer y se encontraron audios que contenían amenazas del esposo, como que la mataría de “50 balazos” advirtiéndole que desapareciera de su vida, además de antecedentes de violencia familiar.

Los hallazgos permitieron a la fiscalía acusar al hombre de suicidio feminicida, al considerar que había inducido a la mujer a quitarse la vida. En dicho país se tipifico el delito, sancionable con una pena de cinco a siete años de prisión.

Deja un comentario