¡Alto a la violencia de género! Exhiben a agresores

Por Cecilia Abreu

Aludiendo al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, 25 de noviembre, las colectivas Ekipa de Lágrimas de Onvre y la Red Hermana Capucha, realizaron un documento que exhibe a Agresores Yucatán, un Burn Book, para alertar a las mujeres.

Con este documento, que se pasan por medio de un QR que les descarga un archivo PDF, esperan prevenir a las mujeres de situaciones de violencia, como resultado de las propias experiencias que las creadoras han vivido.

El documento inicia precisamente exponiendo la violación de la cual fue víctima una de las mujeres que realizaron este Burn Book.

“Esa es mi historia y mi historia es la de muchas. Nos putean, nos violan, y nos matan ante la mirada incrédula de la puta sociedad, ante la indiferencia que sostiene y mantiene a los agresores en la impunidad y el privilegio».

En su testimonio, contó que fue víctima de violación por un primo cuando ella tenía 15 años, situación que le resultó tan shockeante que no fue hasta dos meses después que aceptó lo que había pasado y se atrevió a alzar la voz… Pero, contrario a lo que esperaba, “me encontré cara a cara con una realidad culera y misógina”.

Lamentó que tras decirle a su familia cercana, vivió revictimización, pues le cuestionaron incluso si ya había tenido relaciones antes o no, si había hablado con algún hombre… “todo, todo fue cuestionado y yo cada vez me hacía más y más chiquita y me sentía más y más tonta”.

“Las mujeres resistimos, nos juntamos, nos organizamos y hemos decidido que nos creemos y hemos encontrado formas de acompañarnos en estas agresiones”.

Dijo que con esta publicación, ya están listas para recibir señalamientos y críticas con comentarios como «esas no son formas», pero expuso que no tienen por qué esconderse para hablar de la violencia que es una realidad en el día a día y que las que ‘sí son formas’ no les han funcionado más que para recibir revictimización.

Nos revictimizan y nos anulan, así que ni pedo, estas formas tenemos y las vamos a usar una y otra vez hasta que la dignidad se haga costumbre”.

Finalmente, agradeció a las mujeres que se atrevieron a enviar a sus agresores para prevenir a otras y les extendió todo su apoyo diciendo “¡no están solas”; además, informó que continúan recibiendo denuncias a través del correo lagrimasdeonvre@protonmail.com y que próximamente lanzarán una base de datos con la información.

Deja un comentario