Deltacron y otras recombinantes

Por Salvador Castell González *

Mérida, Yucatán, 9 enero de 2022.- Recientemente, el anuncio de la variante chipreta de coronavirus, que es una combinación de las variante delta y ómicron, ha detonado nuevamente las alertas.

Sin embargo, la realidad es que este proceso de recombinación ya ha sido ampliamente reportado desde el inicio de la pandemia cuando existía la duda si el SARS-CoV 2 provenía de un murciélago o de un pangolín.

Los estudios genómicos indican que al menos una de las cepas era el resultado de la convivencia un coronavirus de murciélago que infectó a un pangolín y que al estar en el mismo organismo interactuó con los coronavirus del segundo, creándose una nueva línea genética hibrida.

También es importante recordar que los coronavirus no tienen los ciclos genéticos tradicionales, su ciclo de vida es único y no se introducen al núcleo del hospedante; esto, por un lado, facilita la variabilidad ya que hay menos control de calidad al momento de hacerse las copias del material genético, y por otro lado permite la convivencia dentro de la célula con algunos otros virus en coinfección.

Aunque la variante delta es de mayor riesgo que la variante ómicron, la realidad es que en las relaciones ecológicas, cuando un patógeno incapacita y diezma la población de sus hospedantes, el patógeno esta casi por seguro destinado a desaparecer. Al contrario, cuando una población tiene una relación sostenible, con baja mortandad el patógeno puede mantenerse presente en una población y pasar a ser endémica, es decir un padecimiento que ya esta establecido en una población.

Esto no significa que debemos dejar de cuidarnos, significa que de manera generaliza la cepa hibrida deltacron es un proceso natural y es parte del proceso de establecimiento de una interacción ecológica que de inicio fue negativa de manera agresiva pero ya comienza a perder su agresividad.

Piensen en algo, si un patógeno mata a todos sus hospedantes, el patógeno no podría seguir replicándose al no existir mas organismos donde continuar su ciclo de vida. También es cierto que muchos patógenos tienen intermediarios asintomáticos o puedes sobrevivir en vida libre, eso es parte de lo maravillosa que es la naturaleza-

Debemos seguir fortaleciendo nuestro propio estado de salud y vacunarnos, esas son las dos mejores armas que tenemos para poder sobrevivir a esta pandemia.

**Biólogo marino con estudios de posgrado en biotecnología genómica, biología molecular y educación especial. Miembro de la agrupación “Va por la tierra”.

Deja un comentario