El mismo dolor de perder un hijo me da fuerza para seguir luchando: María Ravelo

Por David Rico

Mérida, Yucatán, 10 de mayo de 2022.- La señora María Ravelo pasará este 10 de mayo, Día de la Madre, sin su hijo, José Eduardo Ravelo Echeverría, quien murió, presuntamente, a manos de la Policía Municipal de Mérida. Cursará una fecha dolorosa, pero afirma que “de ese mismo dolor de madre sale la fuerza para seguir luchando y así como un día nuestro cuerpo dio vida se tiene que resistir y enfrentar la muerte de un hijo, porque es algo que no se olvidará jamás”.

Fue en julio del año pasado que José Eduardo “El Güero” murió y que, presuntamente, fue golpeado y abusado sexualmente por los policías municipales. Ahí empezó el dolor de doña María Ravelo, un dolor que nunca imaginó y que tuvo que aprender, no solamente a enfrentarlo, sino a luchar para que se haga justicia, también a luchar contra la burocracia y los gobiernos insensibles.

Es un dolor muy grande, pero del mismo dolor hay que sacar fuerza; es algo que jamás se va olvidar, pero, así como un día nuestro cuerpo dio vida se tiene que resistir al hecho de enfrentar la muerte de un hijo

“Es un dolor muy grande, pero del mismo dolor hay que sacar fuerza; es algo que jamás se va olvidar, pero, así como un día nuestro cuerpo dio vida se tiene que resistir al hecho de enfrentar la muerte de un hijo”, dijo.

Añadió que con esa misma fuerza se ha mantenido en la lucha y advirtió que no cesará hasta que se haga justicia.

“Voy a seguir luchando hasta el final, como mamá; lo bueno es que todavía estoy en el juego, no voy a dejar que la Fiscalía General de la República dé carpetazo como lo habían querido hacer desde el momento que dictaminaron que mi hijo murió de neumonía, lo que es como para desanimar a cualquiera, pero no, no dejaré, todavía sigue y todavía va para largo”, dijo.

María Ravelo expuso que, en este triste y lamentable camino, tuvo que enfrentar el dolor, tuvo que aprender algo de leyes y de derecho.

“Pero, sobre todo, aprendí a enfrentarme a las injusticias, al burocratismo que hay en el país, porque ha sido un proceso muy lento; siempre me pareció lento en otros casos, pero ahora que me tocó a mí me parece peor. Parece que los minutos no corrieran y, sin embargo, mi hijo ya tiene 9 meses de fallecido y todavía no he logrado la justicia que estoy buscando”, indicó.

Mencionó que ella nunca imaginó que las leyes fueran tan complicadas y su aplicación. Lo peor, dijo, son leyes que pueden condenar a las víctimas y dejar libres a los responsables, como está sucediendo en muchos casos del país.

Que no se le olvide (Renán Barrera ) que me debe una disculpa pública, lo sigo esperando y a ver si me da la sorpresa que me diga que ese sea mi regalo del día de las madres y espero que la tenga también. A ver si el día de mañana (hoy) se le ablanda el corazón y decide hacer algo bueno.

Como madre, dijo, ha sido revictimizada una y otra vez, por las instituciones y gobiernos insensibles, como el del Ayuntamiento de Mérida.

En este sentido, envió un mensaje al alcalde Renán Barrera Concha:

“Que no se le olvide que me debe una disculpa pública, lo sigo esperando y a ver si me da la sorpresa que me diga que ese sea mi regalo del día de las madres y espero que la tenga también. A ver si el día de mañana (hoy) se le ablanda el corazón y decide hacer algo bueno”.

Por desgracia, dijo, como su caso hay muchos más en el país, como actualmente es el de Debanhi Escobar, donde además de las injusticias se mancha la memoria de la joven y en su momento de su hijo.

“Se atreven a manchar la memoria; mi hijo tenía 23 años y la otra niña (Debanhi) tenía 18 y estaba empezando a vivir, es algo atroz. La misma policía se presta para encubrir a los verdaderos culpables y dejar a las víctimas como culpables”, expuso.

A la mamá de Debanhi y a todas las mamás que enfrentan el mismo dolor, les envió su más sentido pésame y que no se den por vencidas.

Voy a seguir luchando hasta el final, como mamá; lo bueno es que todavía estoy en el juego, no voy a dejar que la Fiscalía General de la República dé carpetazo como lo habían querido hacer desde el momento que dictaminaron que mi hijo murió de neumonía, lo que es como para desanimar a cualquiera, pero no, no dejaré, todavía sigue y todavía va para largo.

“No dejen que se siga enlodando la memoria de su hija, de sus hijos; que no se den por vencidas y a las que todavía no aparecen sus hijas o jóvenes, hijos, que no quiten el dedo del renglón hasta que aparezcan, porque en algún lado deben de estar y me gustaría amucho que nos unamos todos y nos da mucha fuerza, sobre todo contra el gobierno”.

“Es necesario hacer algo pronto; mucho ánimo, fortaleza y fe en Dios”, expuso.

Deja un comentario