Implementarán en Mérida sistemas de drenaje pluvial sostenibles

Se analiza la implementación Sistemas Urbanos de Drenaje Pluvial Sostenible, como Jardines de lluvia, Jardín microcuenca, Pavimentos permeables y Zanjas de bioretención, en los cuales se usan plantas y diferentes sustratos para filtrar el agua y como una alternativa a las zanjas y pozos que se usan actualmente, y que desalojan las aguas pluviales junto con grasas, aceites, residuos sólidos y orgánicos que se encuentran en las calles, directamente al subsuelo, y sin ningún método de filtración.

Este año se continuará con este proyecto, que se aplicará en la colonia Plan de Ayala Sur, en la zona de la Reserva Cuxtal, con un financiamiento de la Agencia de Cooperación Alemana-

Por DRV

Este 2023 se continuará con la implementación de Sistemas de Drenaje Pluvial Sostenible en la colonia Plan de Ayala Sur, en la zona de Cuxtal que es la zona más importante de captación de agua y con financiamiento de la Agencia de Cooperación Alemana.

 El director del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN), Edgardo Bolio Arceo, explicó que de este proyecto se llevaron a cabo las pruebas. Se trata de 4 sistemas: Jardines de lluvia, Jardín microcuenca, Pavimentos permeables y Zanjas de bioretención, en los cuales se usan plantas y diferentes sustratos para filtrar el agua.

Estas pruebas se llevaron a cabo en una zona del poniente de la ciudad, en las calles 120 y 132, y este año se espera que se continúe con la implementación en una zona cercana a la Reserva de Cuxtal, para lo cual se obtuvo ya un financiamiento internacional.

Este estudio y proyecto parte del tema que, aunque en Mérida hay suficiente agua, no se está cuidado su calidad de manera adecuada y para mejorarla una alternativa es mejorar los sistemas de drenaje.

Aclaró que este estudio realizado por el IMPLAN se refiere exclusivamente a los drenajes pluviales, es decir, los que están en las calles para desahogar el agua de las lluvias, no así los drenajes sanitarios o industriales.

Expuso que Mérida tiene 100 mil pozos y 90 mil zanjas colectoras, una cantidad impresionante de hoyos que conectan de forma directa el agua de la calle con el agua del subsuelo y aunque el agua de lluvia puede estar limpia cuando cae se mezcla con grasas, aceites, residuos sólidos y orgánicos que se encuentran en las calles, y las envían al subsuelo sin ningún tratamiento de filtrado.

“Con este estudio buscamos dos cosas: un sistema de drenaje eficiente, es decir, desalojar el agua de las calles con rapidez y reducir la contaminación del manto acuífero; para tratar de atender estas dos variables vimos que hay sistemas que reproducen el ciclo de la naturaleza y uno ellos son los sistemas de drenaje sustentable”, indicó.

Aunque hay entre 10 o 15 métodos, los que son aplicables para Mérida son los Jardines de lluvia, Jardín microcuenca, Pavimentos permeables y Zanjas de bioretención.

Dijo que si bien este tema tiene que ver con drenaje, es un tema netamente social porque hablamos de un problema silencioso, porque el agua se contamina sin que la gente lo vea, y la consume.

Ahora, luego de las pruebas piloto, dijo que lo que hace falta es el estudio de laboratorio para ver el tema de cuánto reduce en realidad la contaminación, porque según el modelo se reduce con plantas que son específicas que absorben carbonos y nitratos y con un sistema de filtrado; el tiempo en que se absorbe el tiempo de la calle es menor que el normal, pero se reduce la contaminación, indicó.

Dijo que, desde luego, hacer un cambio en toda la ciudad es impensable, por la magnitud del trabajo y la inversión multimillonaria que se requiere; sin embargo, se empezará a trabajar en las avenidas que tengan camellón, porque el camellón central puede ser el sitio en el que se reciba el agua y no está encharcando la calle, está reganado las plantas y propicia un sistema de absorción y representaría una inversión sencilla.

“La otra forma es tener sitios estratégicos donde ya sabemos que hay grandes encharcamientos. Pero lo que vemos es que se trata de una inversión multimillonaria, por lo que analizamos también cuáles podrían ser las fuentes de financiamiento para infraestructura sostenible”, explicó.

Deja un comentario