Luchan por la paz vial, “la calle se comparte”

Por Cecilia Abreu

El día de ayer, el colectivo CicloTurixes, vivió una rodada nocturna, como cada miércoles, en esta ocasión, para visibilizar la importancia de crear una Ley de Movilidad Segura en Yucatán; patente se hizo la necesidad de tal legislación, luego de un incidente entre un ciclista que, no era parte de la rodada, pero fue agredido por un conductor y apoyado por el contingente de más de 150 personas que ya rodaban por Paseo de Montejo ayer por la noche.

El fundador de CicloTurixes, Everardo Flores, expuso que ya regresando de la rodada, del Parque Villas del Sol, tomaron la ruta por Paseo de Montejo; sin embargo, debido a que no alcanzan las 150 bicicletas como contingente en la ciclovía, decidieron tomar únicamente el carril derecho y dejar libre el izquierdo para automovilistas.

A la altura de la glorieta de La Paz, se toparon con un ciclista que parecía estar siendo perseguido por un automóvil, quien iba pitándole el claxon y “aventándole” el coche, por lo que, aunque no iba con el colectivo, “decidimos alcanzarlo” y cuestionaron al automovilista para saber qué ocurría, si tenía su carril disponible “y entonces empezaron los insultos, las ofensas”.

Estima que el señor tenía unos 60 años y se quejaba diciendo que bloquearon la calle, a pesar de que intentaron explicarle y hasta pusieron una bicicleta delante de su auto para intentar sensibilizarlo, tanto él como su esposa, acabaron bajándose del automóvil para insultarles y hasta amenazarles con atropellarles.

La calle se comparte, cuiden a ciclistas, son personas”, llamó a la empatía, tras las amenazas recibidas ayer con ‘pasarles encima’; “es como que alguien viniera con una pistola y te dijera ‘te voy a matar porque no deberías caminar por aquí’”. El llamado, extendió, es a la empatía, para alcanzar la paz vial.

Cabe mencionar que, desde que retomaron las rodadas nocturnas en noviembre en 2021, habían decidido, como colectivo, no utilizar esa vía, precisamente para evitar comentarios agresivos aludiendo que “ya tienen su ciclovía”, pero en esta ocasión optaron por tomarla, pues ya eran casi las 11 de la noche y previeron que no habría mucho tráfico; ahora se cuestionan si podrán usar de nuevo Paseo de Montejo o, por su seguridad, deberían ocupar toda la calle en lugar de dejar un carril, pues “venían coches a exceso de velocidad (más de 50 km/h) en ese carril que dejamos libre, eso vulnera nuestra seguridad”.

En contraste, agradeció a las personas que bajan la velocidad y, en ocasiones, hasta encienden sus intermitentes para indicar que los autos de atrás bajen la velocidad también, pues demuestran su empatía.

“Somos tráfico finalmente, somos vehículos con derecho de uso de la calle”, visibilizó, por lo cual piden respetarles, en particular, con las medidas como ir por lo menos a metro y medio de ciclistas y bajar la velocidad, pues ambos factores pueden vulnerarles.

Además, en la calle, con amenazas viniendo desde alguien con un carro que puede herirte y hasta matarte, el riesgo es inminente, motivo por el cual decidieron unirse para apoyar al ciclista que estaba siendo agredido.

Y, aunque el suceso descrito ocurrió ayer y el ciclista obtuvo apoyo del colectivo, la realidad de ciclistas que utilizan la bicicleta como medio de transporte pudo verse reflejada en ese incidente que puso de manifiesto cómo automovilistas miran a las bicis como un “bloqueo” a su paso, en lugar de reconocerles como parte de la vialidad.

Es así que, la lucha y exigencia por una Ley de Movilidad Segura en Yucatán continúa, principalmente para alcanzar que al centro de la vialidad estén las personas más vulnerables en la misma, tales como peatonas (en especial niñas, niños y personas de la tercera edad), con discapacidad y vehículos no motorizados.

Deja un comentario