Mamás de niños y niñas con autismo, luchan los 365 días del año

Por David Rico

Mérida, Yucatán, 10 mayo de 2022.- Actualmente, de cada 115 niñas y niñas se detecta un caso de autismo y en la mayoría de los casos son las mamás las que llevan la responsabilidad de educar y ver que sus hijos e hijas tengan una menor integración. Día a día enfrentan retos y problemas, no solo en lo económico, sino también en lo emocional.

La psicóloga Jacqueline Vázquez Lara, directora de la Asociación Yucateca de Lucha contra el Autismo (AYUDA), dijo que las mamás, desde el embarazo, tienen expectativas de lo que van a hacer con su bebé, de como será la relación, en la escuela, en diferentes contextos y cuando reciben el diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista (TEA) el impacto es fuerte.

“El primer paso es el duelo, pero no tienen mucho tiempo de vivirlo, porque tienen que enfrentar las cosas como son y sacar su hijo o hija adelante”, indicó.

Agregó que las mamás enfrentan múltiples problemas en lo económico, pero también en lo emocional, porque la mayoría de las veces son ellas las que tienen la responsabilidad de educar y ver que sus hijos e hijas tengan una menor integración “y es un trabajo que día a día se les agradece, porque sin ellas estas personitas con TEA, sería otra realidad”.

Dijo que el día a día de una mamá de personitas con autismo es luchar con los problemas conductuales.

“Y no es solo cuando están pequeños, es siempre, así tengan 5, 10, 12 años; el ser etiquetadas, juzgadas, cuando su hijo tiene alguna crisis en una plaza comercial u otro lugar y no saber cómo lidiar entre la conducta de su hijo y las miradas de las demás personas, por ejemplo”, mencionó.

Esto se mezcla, dijo, con el poco apoyo que hay de las instituciones, con que muchas veces las amistades se van alejando, la familia, incluso, pero deben continuar luchando para sacar a sus hijos e hijas adelante.

“La lucha de las mamás de niños y niñas con autismo es los 365 días del año, las 24 horas y muchas nos han dicho que terminan agotadas, que terminan cansadas, pero todo esfuerzo vale la pena para ellas para ver un pequeño avance en sus hijos e hijas”, expuso.

Aconsejó que las mamás se acerquen a las instituciones, a las organizaciones de la sociedad civil, porque entre más rápido se empiecen a detectar los signos del TEA más avances se pueden tener en los hijos e hijas y más vas a mejorar la calidad de vida.

“Sobre todo hay que tratar que esta información llegue a más personas; cada vez se necesita sensibilizar a más gente, se necesita del apoyo, de la conciencia y tolerancia de la sociedad, las personas y familias de personas con TEA”, indicó.

Vázquez Lara comentó que en AYUDA trabajan con 185 familias de personas con TEA, la mayoría de ellas con una situación económica precaria y no tienen recursos suficientes para solventar las terapias que son muy relevantes para mejorar la calidad de vida.

“Hay problemas en la comunicación y el lenguaje, en la socialización, en la conducta, lo que limita una adecuada integración a la sociedad; las terapias permiten mejorar la calidad de vida, pero a veces es algo difícil de adquirir para mamás y papás que no tienen la solvencia, porque hablamos de terapias del lenguaje, terapia psicoeducativa, terapias ocupacionales, de integración en la escuela, de monitores”, finalizó.

Deja un comentario