Parque Tho’: más costos que beneficios

Por DRV

En un análisis hecho por el Observatorio de Movilidad Sostenible de Mérida se señala que, aunque a primera vista el Parque Tho’ que anunció el Ayuntamiento de Mérida en Altabrisa podría ser una buena idea, en realidad implicaría más costos que beneficios urbanísticos.

Señala que, a más de 15 años de la creación del fraccionamiento Altabrisa, el Ayuntamiento de Mérida anunció la semana pasada el proyecto Parque Tho’ con una superficie de casi 8 hectáreas.

“Lo que a primera vista pudiera parecer una buena idea –permutar y unir predios para crear un parque más grande– en realidad implicaría más costos que beneficios urbanísticos. Y es que, si realizamos un análisis comparativo entre el terreno designado originalmente como parque y la poligonal de terreno del proyecto del Ayuntamiento, observamos que el primero presenta una serie de cualidades de las que carece el segundo”, señala el texto.

Añade que el predio 460 de la Calle 19 (parque original) se ubica justo en el centro geográfico del fraccionamiento Altabrisa, siendo equidistante y peatonalmente accesible para la mayoría de los residentes del fraccionamiento. Tres de las 4 vialidades de acceso al predio son avenidas que se enlazan con otras colonias de la zona y colinda con diversos establecimientos comerciales y servicios de las Calles 20 y 22 que, sumada a los predios donados a asociaciones civiles y religiosas, tiene un alto potencial de conformarse como un importante “Centro de Barrio”. En las vialidades inmediatas al predio pasan 3 rutas de transporte público. 

Con una superficie legal de 3.1 hectáreas, el predio 460 por sí solo supera a la superficie combinada de los 4 cuadrantes del Parque de Las Américas (2.68 Has) y casi duplica a la superficie del Parque de la Colonia Miguel Alemán (1.63 Has). Para un parque de barrio -que es lo que han solicitado los vecinos- es más que suficiente.

En contraste, la poligonal del Proyecto Tho’ se ubica en el extremo surponiente del fraccionamiento, en una de las zonas con menor permeabilidad y accesibilidad urbana, con distancias de recorrido peatonal que exceden los 500 metros, lo que inducirá a que la mayoría de sus visitantes lleguen en automóvil.

Aunque el proyecto contempla la construcción de calles perimetrales, todas iniciarán y rematarán en la Calle 22, siendo ésta la única vialidad de acceso al polígono. Al estar rodeado en su mayor parte de muros de privadas residenciales, se limita sustancialmente la posibilidad de generar sinergias urbanas, quedando el parque como un ente aislado

Cabe señalar que cerca de la mitad del polígono propuesto está ocupado por vestigios arqueológicos, por lo que el área efectiva de recreación sería parecido al predio originalmente designado como parque.

Cabe señalar que cerca de la mitad del polígono propuesto está ocupado por vestigios arqueológicos, por lo que el área efectiva de recreación sería parecido al predio originalmente designado como parque.

Deja un comentario